TECNOLOGÍA Y SALAS DE ESCAPE

En las salas de escape, uno de los momentos más excitantes se vive cuando se descubre una prueba oculta o, por fin, se atina con determinado acertijo.

Los rompecabezas, los puzles, otros juegos lógicos… están muy presentes en las salas de escape room, pero eso no quiere decir que no deban complementarse con otros elementos.

Tecnología en las escape rooms

Estamos hablando de la tecnología y salas de escape. Lo cierto es que éstas, cuando empezaron a proliferar por Asia, EEUU y posteriormente todo el mundo, eran altamente rentables para los empresarios que se encargaban de su creación.

En las primeras etapas de la historia de las salas de escape, el atractivo de estas residía en la propia idea del juego, en la originalidad de físicamente estar presentes en un lugar y tener que sortear obstáculos lógicos para encontrar la puerta de salida. Como es lógico, con el paso del tiempo muchas de ellas fueron quedándose obsoletas.

Al respecto, hay que decir que los interesados en abrir salas de escape, han de ser muy conscientes de la competitividad existente en el sector.

Esta competitividad propicia que ciertas salas no sean lo suficientemente atractivas para los asistentes, y que los responsables y guionistas y otros artistas y profesionales tengan que esforzarse al máximo.

También en un plano técnico o tecnológico. El desfase de algunas de salas se produce por la ausencia de efectos especiales, algo importante si de lo que se trata es de que nos sintamos como si realmente estuviésemos viajando en el tiempo o asistiendo a un escenario totalmente diferente.

Por ejemplo, los efectos holográficos y de imagen deben ser parte esencial de algunas salas en donde se planteen historias de ciencia ficción, terror o fantasía… así como también servirán para ambientar hechos históricos, catástrofes y todo lance, se trate de hechos reales o inventados.

Podemos decir que, hoy en día, las salas de escape room e Internet van unidos, puesto que la mayor parte de empresarios se deciden por utilizar sistemas específicos telemáticos. Los responsables de la preparación de historias y salas, sacarán el máximo partido a los smarphones y los códigos Qr.

Estos códigos son formados por bandas en dos dimensiones, y pueden guardar datos de lo más variado. Seguro que Vd. los habrá visto para descargar aplicaciones, para aplicar ofertas o para tomar bicicletas o patinetes de uso público.

Pues bien, los códigos Qr permitirán dejar al descubierto datos que resultan fundamentales hallar la web en donde, posteriormente, rellenaremos un formulario en el que se plantean preguntas y situaciones relacionadas con la el episodio histórico que corresponda. En este caso la tecnología está aplicada a las salas de escape con fines didácticos.

Ya hemos indicado en otros posts que existen ideas en las que el aprendizaje y lo didáctico son dos de sus características fundamentales.

En cuanto a otros efectos tecnológicos, las gafas de realidad virtual quizá sean de los más importantes en el ámbito de las salas de escape.

Este tipo de gafas que permiten visionar escenarios como si nos hallásemos ante ellos, o bien versiones más cómodas, serán en el futuro uno de los elementos más relevantes de este tipo de actividades.

Sin embargo, hay que incidir en el hecho de que no basta con emplear tecnología y descuidar la imaginación a la hora de escribir las historias… así como tampoco será viable escribir interesantes y originales historias, si los efectos y la sala presentan un aspecto cutre y poco realista. La combinación de ambos factores hará que las salas de escape triunfen con total seguridad.

Los profesionales que tengan pensado abrir al público un escape room, deberán tener presentes muchas consideraciones de gran importancia: el marketing, la originalidad, la presencia de salas parecidas en entornos cercanos…

Sobre todo hay que tener presente que, en los nuevos tiempos, hay que invertir dinero si queremos que nuestro proyecto triunfe. Hay que entender que los participantes necesitan cada vez experiencias más potentes y realistas, para lo cual es fundamental estar en posesión de una tecnología de vanguardia aplicada al mundo de los escape room.

Elementos como el Cryptex y otros tradicionales en este sector, pueden o no estar presentes en un futuro. Lo cierto es que la tecnología será una de las protagonistas de las salas de escape, una tecnología que, casi literalmente, hará los participantes introducirse en mundos que ni siquiera había soñado.

Con el paso del tiempo, la mejora de los productos tecnológicos audiovisuales dedicados a estas salas, hará que los jugadores no sean solo jugares, sino protagonistas de lo que podría ser una película, una obra de teatro…

Como nunca antes, los espectadores podrán subir al escenario y ser ellos mismos los protagonistas del enigma que tendrán que resolver para poder salir de la sala.

Como ya hemos indicado, el futuro de los escape games pasa por una mejora de la tecnología aplicada a las historias y enigmas planteados, pero no solo.

La diversidad será cada vez más grande, una versatilidad que hará posible disfrutar a muchos usuarios en una sola empresa dedicada a los escape games. Dicho de otro modo, para conseguir no quedarse atrás y seguir en la cresta de la ola, no hay que quedarse con lo que ya hay u ofrecer pocas variantes.

En este sentido, es previsible que en el futuro proliferen los escape room híbridos, por ejemplo, en jornadas de supervivencia (zombie, nuclear, etc.) en las que se combine los espacios interiores con exteriores.

La tecnología aplicada a los game escapes también se dará por parte de resorts, hoteles e incluso casas rurales o campings.

Están empezando a despuntar empresas de la hostelería o el entretenimiento turístico que, sin tener que ver en un principio con los juegos de escape, los incorporan como parte esencial de sus instalaciones dedicadas a la recreación y diversión. La tecnología en las salas de escape ha de ser no solo espectacular de cara a los asistentes, sino segura tanto para ellos como para los responsables de las instalaciones.

Hay que tener en cuenta que, si un juego de escape se basa extensamente en los medios audiovisuales, informáticos, etc., una falla en estos puede propiciar el fin del juego, con las consiguientes molestias para los jugadores y la mala reputación para la empresa responsable.